ENTREVISTAS

Hana: “El arte es el oxígeno que decidí respirar”

“El arte es el oxígeno que decidí respirar”, admite Florencia Ciliberti, también conocida como Hana. No sólo se destaca en el arte visual, sino que además lleva toda su creatividad hacia la música logrando hacer convivir armoniosamente estas dos pasiones en su vida diaria a las que cataloga como “pilares”. Desde hace más de diez años, emprendió su proyecto solista Hana y siempre acompañada por Andrea Ciliberti en batería, Mariano Oliva en teclados y Leonardo Salas en bajo. Con ellos editó discos como Fetiche, Hana x Melero, Señuelos, Palabras Gastadas y Pretexto.

“Lo que te hace estar más despierto es ese estado de desesperación por encontrar el camino”, afirma Florencia en una charla con Stereo en la que habló sobre su último trabajo discográfico, Pretexto, producido y mezclado por Gustavo Iglesias, en la idea de hacer convivir el arte y la música para plasmarlo en Otras Formas, la importancia de estos dos pilares de su vida y el show de presentación de su último álbum el 1 de diciembre en La Confiteria, junto a Dani Umpi.

¿Qué espacio ocupa el arte en tu vida?

El arte es todo, es mi vida. La música y el arte son mis pilares. Me ha dado a mis mejores amigos y las más lindas preocupaciones, las angustias y las felicidades más hermosas. Se ha ido apoderando cada vez más de mi vida. Soy optimista en valorar las pequeñas cosas y ser feliz, pero a veces la vida y el mundo en sí es muy doloroso.El arte tanto para quien lo hace como para el que lo disfruta como espectador es un espacio donde se puede pensar, llorar y reír.

Por eso decidiste unir esos dos pilares y lanzar Otras formas

Con ese proyecto generé este vínculo entre la música y el arte, el cual para mí es un mismo mundo. Surgió como un disco compilado en el que junto varias canciones de artistas plásticos que hacen música. Lo interesante fue que pude generar el vínculo con los pioneros Jorge de la Vega y Federico Peralta Ramos que sacaron discos entre los sesenta y los setenta. Todo esta unión fue creciendo y hoy es un ciclo de música, además de que también estoy escribiendo un libro acerca de la música y el arte. El arte es el oxígeno que decidí respirar.

Pretexto es tu último trabajo discográfico, ¿cómo fue el proceso de composición y grabación?

Fue un proceso que disfruté muchísimo y nos llevó bastante tiempo, porque cuando encaro cada disco intento que tenga una atmósfera diferente, un relato distinto. Una vez que defino la personalidad de un disco empiezo el recorrido de la búsqueda del sonido con mi productor Gustavo Iglesias y mis músicos. Las letras y la música son ambas de mi composición, es meterme en un universo que me da mucho placer. Me gusta siempre recorrer un camino que sea desconocido al menos para mi y plantearme temas diferentes, intentar decir las cosas desde otro lugar y generar estos paisajes imaginarios con cada canción. Honestamente siento que se alcanzó un nivel de exquisitez y de gran satisfacción. Siento que es lo mejor que hice hasta el momento.

¿Qué tenés en cuenta a la hora de componer y plantar esa diferencia con anteriores discos?

Siempre quiero que haya una conexión, generar un vínculo con el oyente. No sólo busco expresar lo que quiero decir, sino que también planteo dudas. Cada disco tiene un imaginario distinto que siempre aparece junto con un montón de intereses que tengo ganas de contar, son hasta reflexiones mías personales que también me interesan provocar en el que escucha. Es ahí cuando me siento más viva, porque lo que te hace estar más despierto es ese estado de desesperación por encontrar el camino. Además, disco a disco voy siendo cada vez más minimalista en cuanto a la cantidad de instrumentos que intervienen. Es netamente electrónica la manera en la que estoy grabando, porque si bien aparecen instrumentos acústicos después están tuneados.

Este viernes tocás junto a Dani Umpi, ¿qué podes adelantar?

Con Dani coincidieron las fechas de lanzamiento de nuestros discos y los vamos a presentar juntos, pero cada uno con su banda e invitados sorpresas. Va a ser una fiesta porque justamente es eso, tratar de compartir no solo con otros artistas sino con amigos y con gente que todavía tiene que descubrir que está este espacio para estar mejor, que es la música y el arte. Es un refugio de reflexión y de disfrute y eso es lo que a mi me importa. No sólo hacerlo sino también ponderar e intentar que todos se acerquen a este espacio donde creo que la vida es mejor.

Nota anteriorPróxima nota