ENTREVISTAS

Javiera Mena: “Considero que soy una marca con un estilo propio”

Javiera Mena está de regreso en la Argentina para presentar su último single, Dentro de ti, un adelanto de lo que será el sucesor de Otra Era, su último trabajo discográfico grabado en 2014. La productora, música y compositora se presentará hoy en el Teatro Ópera de La Plata y el viernes en Studio Crobar de Buenos Aires.

A fuerza de grandes canciones y shows de alto impacto visual, la artista chilena radicada en Barcelona se ha convertido en uno de las máximas referentes del pop electrónico en Latinoamérica. “Considero que soy una marca con un estilo propio. Es por lo que he trabajado a lo largo de toda mi carrera”, sinceriza Javiera, una de las máximas responsables de la explosión que tuvo el pop chileno en la última década.

En 2016 su música llegó al festival de Viña del Mar, un lugar que en los papeles poco tenía que ver con la obra de Javiera. “Nunca había habitado ese mundo. Me sentí bicho raro pero también empaticé con muchas cosas”, reconoce la cantante performática chilena, que actuó entre los shows de Wisin y Don Omar.

 ¿Cómo estás trabajando el nuevo disco que saldrá en 2018? ¿Las canciones van a ir por la misma línea musical que Dentro de ti?

En este nuevo álbum quiero hacer buenas canciones, que cada una te lleve a un universo diferente, quiero apostar a la letra. Dentro de ti es una canción funk medio tiempo que se puede tocar con la guitarra, aunque también en el nuevo trabajo quiero apostar a algunas canciones íntimas y otras con más ambiente. Va a ser mi primer trabajo con Sony, estoy trabajando el disco en Barcelona, Madrid y Chile, con tres productores diferentes

¿Qué va a ofrecer en comparación con Otra Era, tu trabajo anterior?

Otra Era un disco en el que la canción nace del sonido, y quizás en el disco que viene a partir de la canción aparece el sonido. El LP anterior tenía tiempos más “up”, era más rápido, en cambio, el próximo álbum es más relajado.

No tanto para una discoteca…

Puede ser para una discoteca pero más temprano (risas).

Tus presentaciones en vivo se caracterizan por tener un gran impacto audiovisual. ¿Para estos dos shows vas a seguir manteniendo esa estructura?

El show de esta ocasión va a ser con dos músicos, dos bailarinas y luces sincronizadas, estoy muy contenta.  Las luces en sincronía son como un músico más. Es algo que me llevó mucho tiempo, quería ofrecer algo más que un show de música electrónica en vivo y llegué a la conclusión de que con la danza y la coreografía podía darle otro tipo de vida al espectáculo.

En otras entrevistas siempre destacas a varios artistas que te han influenciado, como Pet Shop Boys o Daft Punk, ¿Qué artistas estás escuchando últimamente?

Yo soy muy pegada a lo antiguo, pero también escucho Ibiza Pareo, Juana Molina, Miranda. De mi país me gusta una chica que se llama Mamacita, también Camila Moreno. Ahora que vivo en Cataluña conocí a dos bandas: Las Bistecs y El último Vecino. Me gusta mucho un productor sueco llamado Lindstrom. A parte escucho música clásica, Debussy por ejemplo.

Sos una de las caras visibles de la liberación femenina, en una época que el lesbianismo en Chile  está invisible. El próximo sábado en Buenos Aires se va a realizar la marcha del Orgullo Gay. ¿Qué representa para vos tocar acá la noche anterior? ¿Pensás que Chile puede lograr este cambio cultural que ocurrió en Argentina a partir de la Ley de Matrimonio Igualitario?

Recuerdo que cuando en argentina se celebró el matrimonio gay yo estaba aquí y eso fue increíble, eso me fascino de Buenos Aires. En la época que vivía en Santiago cruzaba Los Andes y venía acá por cuatro días solo para ver a mis amigos argentinos porque sentía que eran mucho más abiertos. En cambio, en Chile todavía es tabú, aunque cada vez menos gracias a que estamos aprendiendo a convivir con los conservadores. Las nuevas generaciones lo están cambiando. Otra de las cosas que admiro de Argentina es el Ni Una Menos.

 

Nota anteriorPróxima nota