ENTREVISTAS

Silvestre y la Naranja: “Los que queríamos seguir con la banda fuimos a fondo”

Silvestre y la Naranja volvió este sábado a los escenarios en el Jalea Festival con una cara renovada, más de la mitad de la banda nueva y un álbum gestándose. Pero tuvieron que atravesar, en los últimos meses, una etapa que, generalmente, lleva a las bandas a dejar de remar: la de la indecisión. Tres de los integrantes originales decidieron dejar el grupo por distintos motivos. Justo Fernández Madero y Francisco Nicholson no estaban dispuestos a dejar que Silvestre y la Naranja muera y encontraron gente dispuesta a retomar este proyecto.

A semanas de la otra gran fecha que tienen preparada para antes de fin de año: el festival BUE, Fernández Madero, cantante de la banda, charló con Stereo sobre la transformación que tuvieron que pasar, sus inicios y el futuro, con un disco nuevo pasando por su proceso creativo.

¿Cómo empezó Silvestre y La Naranja?

Éramos todos amigos del colegio, de diferentes edades. Varios de la banda veraneábamos en el mismo lugar del sur, cerca de Villa La Angostura. Y en un verano que estábamos todos allá, tuvimos la idea de empezar a tocar todos juntos. Al principio éramos claramente folk. El primer EP (Silvestre y la Naranja) que sacamos es bien acústico, muy distinto a lo que hacemos ahora. Tratamos de traer a la movida un sonido diferente. Y después fuimos mutando a un sonido más electrónico. Ahí reemplazamos el órgano por un sintetizador, una de las guitarras acústicas la reemplazamos por una eléctrica, agrandamos la batería y cuando nos dimos cuenta estábamos componiendo los temas de nuestro primer disco largo que es Laguna.

(Foto: Facebook Silvestre y la Naranja – Sofia Filgueira y Teo Mai)

¿Se les complicó acomodar a los temas del primer EP al nuevo sonido de la banda para poder incorporarlos a los shows más recientes?

Si, totalmente. Al principio tocábamos casi mitad y mitad. Ni bien salió Laguna el show todavía tenía mucho de acústico, pero con el correr del tiempo se fue yendo y ahora son pocos los temas del primer lanzamiento que tocamos en vivo. Serán dos o tres y están traducidos al nuevo sonido eléctrico.

¿Cómo vienen trabajando el material después de tanto tiempo sin tocarlo?

Lo principal en realidad fue que hubo cambio de miembros. Entonces el mayor laburo estuvo en que la banda empiece a funcionar. Entraron tres integrantes nuevos. Ya nos conocíamos, somos amigos, pero nunca habíamos tocado juntos. El desafío más grande está ahí, en buscarle un nuevo formato con otra gente. Estamos centrados en que la banda suene. Para el show de este sábado vamos a armar un popurrí de lo que tenemos hasta ahora. Tenemos cosas nuevas, pero todavía no las vamos a mostrar.

¿Cuáles fueron los cambios de la formación original?

Cambiamos al baterista, el bajista y el tecladista. Quedamos el guitarrista líder y el guitarrista rítmico y cantante. Fue un cambio grande, pero estamos dándole forma a la banda y encontrándonos musicalmente con la nueva formación. La verdad es que nos acomodamos muy bien y rápido. Requiere un tiempito de acostumbrarnos, pero la verdad es que los pibes que se sumaron son unos cracks. Así que estamos ensayando, componiendo temas, encontrándole la vuelta…

(Foto: Facebook Silvestre y la Naranja – Malu Boruchowicz)

Entonces, ¿están trabajando en un disco nuevo?

Estamos experimentando. Al ser otra la formación te va tirando para distintos lados. Cada uno trae lo suyo, su estilo y su trasfondo musical. Todavía estamos en el “a ver que sale”, en una fase de zapada. Después veremos bien para donde encarrilamos todo.

¿Por qué se dio esta transformación de la banda?

Uno de los chicos decidió dejar la música para dedicarse de lleno a la escritura. Eso nos obligó a parar y nos encontramos con que había algunos que querían seguir con la banda y otros que no. Los que queríamos seguir fuimos a fondo y aprovechamos las buenas oportunidades que nos salieron. La chance de estar en el BUE fue algo que no podíamos dejar pasar. Yo creo que fue una señal de que había que seguir como sea. En el medio Fran y yo estuvimos, cada uno por su lado, tocando como solistas. Aprovechamos el tiempo en que no estuvimos tocando con la banda para irnos por otros lados.

El BUE es una oportunidad enorme para crecer como banda. ¿Qué tipo de show preparan para salir y ganarse el público de los demás?

La onda festivalera es bien diferente a una fecha nuestra solos. Son shows con menos tiempo, entonces está esa idea de salir a las piñas, de tirar toda la carne al asador y hacer un setlist bien arriba para impactar al público. Se encara bien diferente. Esta bueno siempre tener este tipo de festivales como el Jalea y el BUE, para volver al ruedo integrando buenas carteleras.

Nota anteriorPróxima nota