#CiudadEmergente

Así se vivió el tercer día de Ciudad Emergente

Por Lucho Durán y Manuela Moyano

El rock se apoderó del tercer día del Festival Ciudad Emergente. Tanto las salas como la Plaza de la Usina del Arte vibraron con poderosas bandas que, además de presentar temas y discos nuevos, se permitieron transmitir mensajes y entretener al público.  El plato fuerte de la noche fue la celebración de los diez años del disco Inmundo a cargo de Carajo, con una impecable presentación que les permitió recordar uno de sus álbumes más exitosos.

DJ Guille Morelli

El primer recital de la jornada estuvo a cargo de DJ Guille Morelli en el Paseo Primavera. Bajo un sol radiante, el dj pasó música electronica, mezcla también de chill out o ambient. Uno de los temas que tocó fue De Vorba Cu Ea (Incolor Remix) de Boske, seguido de Keep on Moving (Mike Ivy & Nimo Iero Remix) de Friscia & Lamboy Feat. Jandy B. Promediando el final de su performance, mucha gente ya se había acercado a las inmediaciones y empezaba a colmar el lugar en una jornada a la que le quedaba mucho por andar aún. 

Ecosnoventa

La banda de punk rock Ecosnoventa dijo presente en la tercera jornada en el Auditorio Transformador. Aunque fue una de las bandas de apertura, tuvo una buena convocatoria. El trío de Capital Federal hizo un fugaz repaso por los sencillos Del paso y La forma de su primer álbum de estudio En el tiempo. Luego, dieron paso a la promoción de las cinco canciones de su nuevo EP  La Fortaleza, un EP lanzado a principio de año y  producido por el sello Vegan Records.

IndieJ

En el escenario Generador, al fondo de la usina, sonaban los primeros acordes de No other Moment de Ohbliv. “Hola, soy IndieJ”, se escuchó decir sobre el escenario a esta joven cantante que sabe como hacer bailar a las nuevas generaciones. Al ritmo de su música el público no dejó de moverse, al igual que ella, que ya se ha transformado en una promesa de una cultura alternativa que no para de crecer. 

Las bodas químicas

El trío de Capital Federal pasó por la Usina del Arte con un repertorio variado y con claros mensajes sociales en sus letras. Su vocalista José Lavallén salió al escenario con la remera de la selección mexicana y dedicó su repertorio a los afectados por el terremoto en el país chicano. Además, pidió por la aparición con vida de Santiago Maldonado, desaparecido desde el 1 de agosto. Presentaron los tres temas de su nuevo trabajo Juguete de troya, además de incluir los sencillos de su álbum homónimo.

Malman

En la Plaza de la Usina, se presentó la banda Malman a las 17.30. Un rock pesado que emana una fuerte energía, con voces por momentos roncas al estilo de Marilyn Manson. En el bajo, Andrés Guitierrez hizo un punteo rabioso, con todo el cuerpo y haciendo entrar en calor al público. Humo y luces de colores, ya hacían el ambiente para el atardecer del segundo día de la estación. “¡Somos Malman!”, dijeron a dúo junto con Agu Romanelli en la batería. Ante los aplausos, la audiencia le quitó a Guitierrez una sonrisa. Se despidió con un “Gracias loco” y de nuevo “Somos Malman” dejando su sello en el Emergente.

Las Armas Bs. As.

Mister, Longa y Pinky lograron atraer al público rockero al Auditorio Transistor. Con un repertorio variado combinando temas de sus dos discos, los oriundos de Capital Federal dieron una muestra de la madurez que lograron en el under local. Al ritmo de un  soul y un blues poderosos, no se privaron de divertir a su público con comentarios ácidos del vocalista, con una fuerte impronta ideológica como “¿Larreta sabrá bailar? o “Le mandamos saludos a los gendarmes que saben dónde está Santiago”. Camisa narco, Buzón, y Conversaciones sobre el tiempo fueron las canciones más enérgicas de la tarde.

Cuyoman

En la misma plaza, tocó la banda Cuyoman promediando el atardecer. “Sin más preámbulo que nuestras canciones, Cuyoman, en el barrio”. Tocaron “Piel”, y otros temas con un fraseo desestructurado y rítmico, que recuerda al free style. “¿Dónde está Santiago Maldonado, señores?”, arrojó el guitarrista, dando muestra de que la música puede convertirse también una denuncia social. 

Revanchistas

La orquesta rockera de Villa Luro convocó a sus seguidores en la Plaza de la Usina del Arte. Las banderas se agitaron durante toda la presentación, que combinó un completo setlist con extractos de sus cuatro discos. Su último hit Sangrecaliente fue uno de los momentos más enérgicos de la noche junto a El gran perdedor canción grabada junto a “Rolo”,  cantante de La Beriso.

Charles Parkinson

Con una gran performance de esta banda oriunda del barrio de los Tapiales, el Auditorio “transformador”, con una muy buena acústica, se convirtió a las 19.30 en una caja de sonidos arrolladores, con un muy buen trío guitarra/bata/bajo, sumado el dúo de voces compeltando la banda. Brindaron un set de 10 temas con mezclas de RAP/Rock/ HardRock y  la clara influencia del grunge de los 90’, como en el 1er tema “Julia”. Una mención aparte merece“No hay perdón”, tema dedicado a la pachamama y a los pueblos originarios, con la que cerraron pidiendo la aparición con vida de Santiago Maldonado.

Lud Poynter

Fue la primera presentación de su nueva etapa como solista. A pesar del debut, los nervios del estreno no la frenaron. Respaldada por un muy buen trío de bajo/batería/sintetizador, logró generar una buena atmósfera. El público la acompañó, con un alto grado de concurrencia, y el punto alto del show llegó con “Necesito hacer algo por mí”, en el que cantó acompañada por piano solo, generando un lindo clima, cálido y cercano con el público. 

Todo aparenta normal

Previo a la presentación de su último álbum En el desaprender, que será el próximo mes de octubre en La Trastienda, la banda oriunda de Don Torcuato logró gran convocatoria en la Plaza de la Usina del Arte. Además de hacer un repaso por  los éxitos de sus dos primeros discos como Al oscuro, Las manos y Perdón raíz, los fanáticos que esperaban por Carajo aplaudieron y ovacionaron al grupo que convenció con sus nuevos temas Romper un misterio y Porno rock.

Beatrice Inferno

Esta banda comenzó tranquila, con Waterveils de Damir Price, para luego darle paso a sus hits “Weimanna” y “Ciempiés”.  El nuevo proyecto musical de Gastón Gonçalves, más conocido por su labor como bajista de Los Pericos logró posicionarse y quedó a la vista ya que sus seguidores colmaron el lugar y sabían sus letras de memoria. Terminaron con “Apestoso”, luego de tocar “Tristeza” y decir “A la tristeza se la vamos a mandar a otro”.

Nota anteriorPróxima nota