ENTREVISTAS

Lacandona Social Sound: “El reggae está en crecimiento”

Lacandona Social Sound es una banda joven mezcla el reggae con varios géneros latinos como el candombe o el folclore. Con letras que demuestran un compromiso social, sacaron No Hay Tregua, su primer disco de estudio con el que demuestran potencial en una escena en constante crecimiento como es el reggae local. Hoy tocan en La Trastienda Samsung, pero antes enteráte qué le dijeron a Stereo.

El sonido de la banda está muy influenciado por varios ritmos diferentes como el reggae, el candombe y la música centromericana entre otros. ¿Cómo logran conciliar todos esos géneros de manera que suene bien?

Julián Manuel: Es natural. Somos una banda cuyos miembros vienen cada uno de un lugar diferente y un estilo diferente. No creo en las etiquetas musicales. Creo que un artista tiene que hacer arte y que el arte no tiene que estar encasillado en ningún lugar. A veces salimos del reggae a propósito. Nos preguntamos ¿Si acá vamos al son cubano? ¿Si acá vamos al Ska? Nos gusta romper con estas estructuras. A veces se le ocurre a uno ‘che, podríamos hacer esto‘ y le buscamos la vuelta para que pase, pero creo que esa mixtura de sonidos es algo natural de Lacandona.

Nicolás Sobrino: Permitimos que la identidad de los temas surja de cada uno. Hay temas que ya desde la composición se piensan de una forma pero hay otros que permitimos que terminen sonando a lo que sale.

¿Cómo sintieron ustedes la evolución del sonido de la banda en este año y medio que estuvieron grabando el disco?

JM: Cuando armamos la banda era una guitarra, un bajo, un percusionista y yo cantando. Hoy somos diez en el escenario, cada vez levantando más la vara, cada vez ajustando más las tuercas, intentando superarnos. En todos los shows que damos acá en Buenos Aires intentamos que el público note el crecimiento y que sienta que mejoramos. Nosotros somos una banda joven y cuando recuerdo los inicios y veo lo que es la banda ahora me siento orgulloso.

¿Cómo es tocar en el escenario con tanta gente?

NS: Es un quilombo pero es lindo a la vez. La sensación de subirse a un escenario no se remplaza con nada. Tocar con tanta gente tiene lo suyo pero también es el momento en el que escuchamos los temas de una forma distinta y particular.

JM: El verle la cara de la gente, la expresión, es algo increíble. Para eso hacemos esto realmente, para poder escuchar nuestras canciones en el público. Yo miro mucho a los espectadores mientras canto para ver la percepción de como lo sienten. Si bien somos muchos y es un problema- más que nada al ensayar- está buenísimo.

¿Cómo ven la escena del reggae nacional?

NS: Hace algunos años explotó una movida de reggae en la argentina de la mano de Los Cafres, Dread Mar I y Non Palidece– después de lo que fueron Los Pericos y Fidel Nadal– y eso creo que le abrió la puerta a un estilo que no estaba muy bien visto. Ahora vos decís que tenes una banda de reggae y creo que poca gente te dice ‘uh que bajón’. Hoy por hoy el género es más aceptado, me parece que hay muchas bandas que suenan muy bien. Nosotros tocamos todo el tiempo y compartimos todo el tiempo el escenario con muchos grupos y podemos ver que hay muchas bandas que están excelentes. La escena está en crecimiento y espero que siga así.

¿Qué planes tienen a largo plazo con la banda?

JM: Los planes que tenemos son muchos y siempre apunto alto. Deseo poder llegar a tocar por todo el mundo. Pero desde el lugar en el que estamos ahora pretendemos seguir como estamos, tocando mucho y llevar cada vez nuestra música a más gente en lugares más grandes. Ojalá podamos salir de gira pronto. No hemos tocado fuera de Buenos Aires así que tenemos todo nuestro país para conocer, toda Latinoamérica para recorrer y ojalá que la música nos de esta oportunidad porque lo hacemos con el corazón. Siempre creciendo, tratando de levantar la vara siempre.

 

 

Nota anteriorPróxima nota