EN VIVO

La gran Louta

Al ingresar a Niceto Club lo primero que llama la atención es el living que posa sobre el escenario y las melodías de música clásica que arrojan los sorprendidos parlantes del lugar. Cuando la ansiedad del público empieza a crecer, Louta sale por primera vez a escena con su clásico look de dandy de los años 50´, y es recibido con una ovación de campeón de Grand Slam.

Con micrófono en mano, pistas que van desde la cumbia electrónica al dubstep, una precisa coreografía teatral y cuatro bailarines que parecen recién salidos de una película de Wes Anderson, el joven de 23 años abrió el concierto con Ponetelo bien, una oda a la sociedad que vive en pose.

LOUTA detonó Niceto Club | Ph Pilar Camacho

El show  a sala completa que ofreció Louta el sábado pasado apostó a la sensibilidad colectiva. En 50 minutos, el artista pasó de la histeria a la calma: rompió almohadas, cantó Alto uach dentro de un cuadro con el cielo de fondo, recitó un poema llamado Rap y puso a todos de cuclillas al ritmo de Uacho. El público cantó todas sus canciones y  festejó las nuevas, saltó con sampleos de One more time bailó El meneaito. Y por si algún espectador todavía no había decidido ser parte del show, el frontman apareció en el medio del campo inmerso en una gigante burbuja de plástico luego de que un baterista transformer atraviese de lado a lado el campo de Niceto Club.

En tan sólo nueve meses, este fenómeno difícil de explicar grabó su primer disco, actuó en el Lollapalooza y se convirtió en un artista que “hay que ver”. Solo allí, en la vorágine de su presentación puede entenderse el fenómeno de Louta.

LOUTA detonó Niceto Club | Ph Pilar Camacho

 

 

 

Nota anteriorPróxima nota