ENTREVISTAS

Marilina Bertoldi: “El rock está más careta que nunca”

Es difícil encontrar hoy en día artistas políticamente incorrectas como Marilina Bertoldi. Su sinceridad y espontaneidad se entremezclan con lo sensual de su música. De manera rápida se convirtió en una de las referentes de la escena, con cientos de fanáticos que siguen su etapa solista tras la separación de Connor Questa hace varios años atrás. Esta fidelidad se reflejó en lo rápido que se agotaron las entradas para sus dos shows en La Tagente esta noche. Antes, la cantante dio una entrevista a Stereo donde va más allá de todo y dispara contra el rock.

La ultima vez que hablaste con Stereo te bajabas del escenario de un festival y pese a que todos te felicitaban, decías que había sonado mal por culpa de la organización de una manera muy sincera ¿Se vuelca esa sinceridad en tu música?

Es muy difícil hacerlo pero lo intento. Hay un tironeo entre lo que se debe hacer y lo que no, entonces te preguntás ‘¿Cuánto me juego?‘. Cuanto más lo haces es cuanto más sincero sos. Soy un artista muy sincera, estaré en un sesenta por ciento. El cien es que nadie entienda qué estás haciendo, ir al nivel animal. Con el disco que estoy preparando para el próximo año estoy logrando niveles que me ponen muy contenta.

Además en esa charla hablabas sobre la poca expectativa que tenías sobre los Latin Grammy, sin embargo ahí estuviste…

Pensé que era muy difícil llegar ahí, que tenías que ser una persona muy conocida. En la terna que estuve compitiendo con Luis Alberto Spinetta, una locura pero llegué. Se ve que alguien te escucha y dice ‘Ey, escuchen esto que está bueno’. Estamos todos convencidos de que todo es por guita y sí, hay un montón de eso, pero hay de lo otro también. Entonces cuando hay un artista que hace cosas muy interesantes y llaman la atención, llega.

¿Es algo importante un premio como un Grammy o un Gardel para vos?

Lo es, no puedo negarlo. Nunca vi los Gardel hasta que nominaron a mi hermana (Lula de Eruca Sativa). Siento que dan un premio por otras razones ajenas a la música y no me siento parte del público al que se le habla, pero nada más, ellos tienen que reflejar las ventas y el éxito en la industria. Me llamó la atención haber ganado sinceramente.

Abel Pintos ganó el galardón de oro por tercera vez en cinco años ¿Qué te genera eso?

Los rockeros vamos a estar muy enojados siempre que gane alguien como Abel Pintos. Pero él está haciendo las cosas bien, es un artista que dentro de su género mueve más, además de ser una gran persona que sabe como llegar al público. Siento que no está habiendo algo lo suficientemente contundente como Abel que se merezca un oro. Eso habla del apoyo que se le da a los artistas, hay muchas bandas que podrían tener ese impacto pero no están sonando en muchos medios como lo hace él, somos muchos los que estamos en la oscuridad. A mi no me molesta igual porque es un premio más para ese estilo, si te ponés a pensar ¿Cuántas veces le dieron un Gardel a Fito, a Charly, a Cerati o a Spinetta? En los Grammys tenía que ganar él (Luis Alberto) y sin embargo no lo conocía a nadie. Eso tiene que ver con el apoyo de los que organizan las premiaciones, dueños de radios y cadenas de medios, que saben qué vende y qué no. Ahí está en nosotros de armar algo que se venda pero que a la vez sea super sincero y tenga contenido, se puede lograr las dos cosas.

¿Las radios no tienen música con contenidos?

No. Siento que es una característica de todas las épocas igual, la radio no suele reflejar lo mejor de la escena.  Hoy coincido con Charly en que no hay una ideología, las bandas no están diciendo nada, suenan increíble y tienen un equipo técnico sorprendente pero no transmiten nada.

¿No tiene que ver con los momentos históricos?

Una frase interesante que escuché cuando ganó Trump fue: ‘Que bueno todos los artistas que van a salir a matarlo con su música‘. El momento de comodidad es el menos productivo, tenemos todo para que el rock vuelva a ser contestatario y se ponga en riesgo, pero hoy no es así y solo busca gustar, está más careta que nunca.

¿Sentís que habría que plasmar en el rock lo que le pasa al país?

Es terrible la realidad social. Sería hermoso que salgan a bajarlos con sus letras, no diciendo ‘que se vayan todos‘ y en las canciones hablar de otra cosa. Si te preocupa decilo, lo tenés que hacer. A mi me encantaría que surja dentro del pop también, dentro de cualquier lado. Si Charly lo hizo cuando estaba prohibido y lo podían matar, ¿por qué no lo vas a hacer ahora? Quizás no toques en tal o cual festival, son los riesgos y es parte del rock. Sostengo que hay una gran escena, estamos más preparados que nunca y tenemos todo para llegar lejísimos sin ser Abel Pintos, hay que sacarnos el miedo de que no guste criticar a una persona… ¡Matalo a puteadas! ¿Para qué vas a ser tan correcto?

¿Y en tus discos como llega esto?

Desde hace varios discos vengo explorando desde la sexualidad, no desde un ofrecimiento mio hacía el sexo sino que busco generar un clima de seducción. Me gusta mucho ese lugar donde no importa tu género, donde siendo mujer puedo hablar de cosas que como hombre pueden afectarte. Siento que estoy dentro de ese mundillo de letras y temáticas, me mentí inconscientemente y me gusta porque no tengo nada que forzar ni pensar, simplemente sale.

¿Cómo volcas eso en un vivo como el del show en La Tangente?

El disco es una foto del momento que después se va replicando en los videos, entonces cada imagen y cada show es una expresión artística. Todo tiene que tener un motivo. El vivo trata el tema de la sensualidad con cierto misterio, busco tener esa mística.

Nota anteriorPróxima nota