EN VIVO

Cada vez con más Buena Vibra

Bandalos Chinos siguió presentando canciones nuevas con la participación del saxofonista de El Kuelgue, Pablo Vidal. - Foto: Leandro Frutos

Con cuatro bandas distintas pero con la misma originalidad, el Festival Buena Vibra tuvo su tercera edición el viernes pasado en la Ciudad Cultural Konex. El encuentro que propone nuevas experiencias de los sentidos dejó otra marca dentro de la escena musical argentina.

En el patio, algunos juegan al ping pong y otros recorren las exposiciones artísticas que ofrecen las galerías de la ex fábrica convertida en un espacio referente de la actividad cultural. Arriba, las guirnaldas se mezclan con el cielo gris oscuro y apenas se alcanza a ver el logo de neón característico del lugar. Abajo, entre peluqueros y performances; Las Sombras, Morbo y Mambo, Bandalos Chinos y Perras on the Beach esperan salir a escena.

Con blues oscuros, letras nostálgicas y guitarras valvulares, Las Sombras fueron los encargados de abrir la noche. El grupo proveniente de La Pampa repasó gran parte de su primer disco homónimo (Vos y yo, Blues para los amigos, Anoche) y algunas canciones nuevas que aún no fueron bautizadas. Casi como llegados de otros tiempos, con un look que remite a Kings of Leon de “Youth and Young Manhood” y una puesta en escena de banda clásica, los máximos referentes del indie pampeano se encargaron de revivir épocas fundacionales del rock nacional y llenarlas de atmósfera actuales. “Ya fue, que se vaya todo a la concha de su madre”, deslizó el guitarrista y vocalista Manuel Fernández antes de Espejismo, uno de los últimos temas que tocaron en el festival.

: Cada dos meses, el festival desembarca en el Konex con las mejores propuestas de la escena emergente. - Foto: Leandro Frutos
Cada dos meses, el festival desembarca en el Konex con las mejores propuestas de la escena emergente. – Foto: Leandro Frutos

Morbo y Mambo, el grupo con más años de los cuatro y el único instrumental de la noche, fue el segundo en subirse al escenario. Las melodías densas y llenas de groove del sexteto de Mar de Plata estuvieron acompañadas por las mejores visuales de toda la jornada. Las nueve piezas que conformaron la lista de temas, y algunas improvisaciones ejecutadas quirúrgicamente, fueron el combustible para emprender un viaje por distintos géneros como el afrobeat y el krautrock.

En la mitad del festival los primeros acordes de Veccar anuciaban el show más colorido y bailable de la noche. Con una catarata de hits poperos, Bandalos Chinos hizo mover hasta las columnas de la sala y ratificó su buen momento con un show contundente y un sonido de alta fidelidad. Liderados por Goyo Degano, la banda tocó varias canciones de su último EP, En el Aire, y algunos temas nuevos, Tu orbita y Super V, que ya habían sido presentados oficialmente en Niceto.

Simón Poxyran, el nuevo ídolo del indie local. Foto: Leandro Frutos
Simón Poxyran, el nuevo ídolo del indie local. Foto: Leandro Frutos

Cuando el horario de protección al menor había finalizado hacia cinco horas, llegó el turno de Perras on the Beach. Los jóvenes mendocinos, a fuerza de puro gangsta de baja fidelidad, pop lisérgico, canciones coreadas, riffs de cancha y grandes invitados (Luca Bocci y Louta), fueron los encargados de cerrar la cuarta edición del Buena Vibra. La banda liderada por Simón Poxyran, el joven que arriba del escenario se mueve con la soltura de un veterano, cerró con Los amigos, el nuevo himno del indie pos youtuber.

 

 

Nota anteriorPróxima nota