ENTREVISTAS

Harm & Ease: “No fue fácil continuar el proyecto”

Se dice que la música es el idioma universal y supera todo límite y barrera, pero dos canadienses nacidos en la ciudad de Burlington jamás imaginaron que terminarían haciendo música con un norteamericano y argentinos en un país que no conocían.  Harm & Ease combina una clara formación instrumental del Bluegrass de principios del siglo XX y una capacidad vocal de parte de todos los integrantes, donde miles de fanáticos van a su encuentro y disfrutan de buena música. Y antes de presentarse hoy en Beatflow hablan en exclusiva con Stereo.

¿Originalmente cómo arrancó la banda?

Danny: Cuando Rylan tenía 13 años y yo 12, empezamos a hacer música y a componer; pero al poco tiempo, a raíz de problemas personales decidí venir a Argentina y él me siguió para continuar con el proyecto. Aunque el proceso no fue tan fácil. Al principio hablábamos por Skype y mientras estaba sólo acá empecé a conocer a otros músicos, tocaba en la calle, en los subtes, en diferentes trenes y bares.

¿Cómo fue que lo conocieron a Juan (teclado)?

Danny: En la calle habían puesto un piano donde la gente podía sacarse fotos y tocarlo, así que con Rylan no dudamos en acercarnos y luego apareció Juan que para mi era un extraño que nos estaba mirando. Cuando terminamos y nos empezamos a ir empecé a escuchar que alguien estaba tocando. Paré de caminar, me di vuelta y dije “Wow, Oh my God! ¿Qué es esto?“. Me acerqué y empezamos a charlar y nos dimos cuenta que coincidíamos en la música que queríamos hacer y a raíz de eso se unió a la banda.

Ya tenían la voz, el bajo y el teclado, ¿el resto cómo se fue uniendo?

Danny: Ben (coros) entró porque siempre íbamos a un bar que tenía open mic y él tocaba temas ahí. Sabíamos que tenía una voz increíble, así que una vez vino a casa y terminamos con su ayuda de componer uno de los temas de nuestro disco que es el más conocido (Common Theme). Luego se unió Ilan (bajo) y de a poco sentíamos que algo se iba formando.

Ben, ¿qué fue lo que más te convenció para unirte?

Ben: Cuando me invitaron a sumarme, la banda tenía dos caras: querían hacer un search del ‘harm’, que sería lo más rockero, y otro del ‘ease’, más acústico. Lo que más me gustaba era esto último, lo cual acompañaba tocando el ukelele y con los coros, ya que la otra parte me parecía más heavy; hasta que decidí que si iba a ser parte de la banda debía serlo por completo y lo hice.

‘Wonderful Changes’ es el disco que vienen presentando, ¿a qué se debe el nombre?

Danny: Significa el cambio, el momento en que las cosas comenzaron a salir bien para Harm & Ease. Cuando comenzamos a hacerlo la banda no estaba conformada, fue un tiempo donde nos estábamos descubriéndonos a nosotros mismos.

¿Cómo fue su más reciente incorporación (Andy, batería)?

Ilan: Para mi fue otro maravilloso cambio, fue espectacular porque como bajista tiene que ser mi hermano, y la persona que estaba antes no lo era. Me copa más como suena ahora porque los pasados musicales también se parecen, la idea de la interpretación en vivo ahora es más parecida.

Hace poco se presentaron en La Plata y nunca habían estado ahí, ¿cuál fue la sensación que se llevaron?

Danny: Mucho rock. El público de la La Plata tiene mucha pertenencia porque el rock platense es de barrio, y es como ir a jugar un partido de visitante. Pero por suerte hubo mucho respeto y en otras fechas nos siguieron nombrando.

El sábado 15 de julio se presentan en Beatflow, ¿cómo se vienen preparando para esa fecha?

Danny: Es el cierre de la etapa de Wonderful Changes porque se viene el nuevo disco (Black Magic Gold) que vamos a sacar en un par de meses. Vamos a tener varias sorpresas y cosas raras van a pasar, además tienen que prepararse para Black Magic Gold ya que en este show vamos a tener una especie de bisagra con el disco que dejamos atrás y con el nuevo. El momento del quiebre va a ser ahí.

Nota anteriorPróxima nota