ENTREVISTAS

Leiva: “Mi disco está hablando de mis monstruos, soy mi peor enemigo”

Leiva fue parte de Pereza, uno de los grupos españoles más influyentes de la década del 2000. Pero en 2013 cada uno tomó un rumbo y él, sin quedarse quieto un segundo, editó tres discos propios en menos de cuatro años y produjo varios más, incluyendo el multipremiado 11 de Abel Pintos.

El cantante volvió al país una vez más para presentar Monstruos, su último disco,  hoy miércoles 7 de junio en el teatro Opera. Antes del recital habló con Stereo de sus monstruos personales, de que significa para el una canción y mucho más.

Tenés una relación muy especial con esta ciudad ¿Sentís a Buenos Aires como tu casa?

Si. La verdad es que llegué ayer y ya me he encontrado con algunos amigos y nos fuimos a comer al sitio al que vamos a comer siempre. Fuimos a pasear. Seguramente haré un asado con mis amigos Los Guasones, me juntaré a tomar algo con mis amigos de Estelares, a la noche tengo cena con Abel Pintos. Estoy muy contento de encontrarme con mi gente, mi barrio y mis cosas aquí.

Estuviste de productor en el disco de Abel y en el de Joaquín Sabina ¿Cómo fue la experiencia de trabajar junto a ellos?

Ambos son dos capos. Con Abel que fue una cosa más de trabajar sin conocernos, o de conocernos hacía poco fue una experiencia importante, emocionante. Él quería probar cosas diferentes así que nos encontramos tanto en lo artístico como en lo personal e hicimos un disco del que estamos muy orgullosos. Lo mismo con Joaquín. A el ya lo conozco hace muchos años así que ya había tenido la oportunidad de componer con el y para el en el disco anterior. Son dos producciones de las cual me siento que estoy especialmente orgulloso.

¿Cómo es la diferencia entre trabajar con gente que conoces hace poco comparado con trabajar con gente que conoces desde hace años?

La diferencia es que a la hora de componer con alguien que conoces más, al principio estás más relajado. Con alguien que conoces menos debes ir buscando cuales son los limites. Realmente la composición es algo muy íntimo. Tanto con Abel como con Sabina además de la producción hemos compuesto juntos.

¿Para hacer una producción tenés que tener confianza para decir que no?

Cuando algo no te gusta, cuando crees que algo se debería hacer de otra manera decirlo y en los dos casos tuve la confianza de poder decir no muchas veces y los dos entendieron que estamos hablando de música no de ego. Tanto con Sabina como con Abel nos une la idea de que la música es música es más importante que todo y los tres entendemos lo mismo.

Alguna vez dijiste que en tu carrera solista estabas buscando nuevos sonidos ¿Sentís que ya los encontraste?

Yo voy para atrás. Para mi, los nuevos sonidos están en ir reduciendo cosas y encontrar en pocos sonidos un mejor sonido. Voy quitando cada vez más elementos. Para mi la música mientras menos elementos tenga más interesante es. En Monstruos he encontrado un punto más crudo, menos producido, con más espacio, tocando un poquito menos, creo que voy encontrando un lugar más minimal en la música.

¿Iniciar tu carrera solista fue empezar de cero?

Con Pereza nos separamos en nuestro pico de popularidad metiendo 20.000 personas en el último concierto y en mi primer concierto en solitario metí 250. El trayecto fue de recuperar las emociones con las pequeñas cosas y volver a rehacer el camino que hice. Monstruos es el reflejo de todo ese trayecto.

¿Qué te llevó a vos a elegir Monstruos como título de tu obra?

Es una palabra que se repetía en tres maquetas distintas y me di cuenta que estaba hablando de mis fantasmas, de las voces que me pisan mis talones y al cabo de un tiempo me di cuenta que el disco está hablando de mis monstruos, creo que era el título más honesto.

¿Cuáles son tus monstruos hoy por hoy?

Pues bueno, el perfeccionismo, el terror a la enfermedad, intentar mejorar todo casi al nivel de Woody Allen pero sobre todo que soy mi peor enemigo.

¿Qué podemos esperar del show de hoy en el Opera?

Vengo con toda mi banda española, vengo con toda mi artillería como nunca he venido. Siempre traje mitad de banda española y mitad de banda argentina. Esta vez vinimos todos con un show bien eléctrico a pesar que va a ser un recinto como el Opera. Creo que en el mejor momento que la banda a tenido nunca. Llevamos 60 recitales este año y la cosa está sonando.

¿Cuanta ambición de público hay al elegir un teatro así?

Aquí me ha gustado venir de a poco, he tocado en sitios pequeños, pasé a La Trastienda, Niceto y Vorterix. El Opera era una apuesta más y sentía que para este concierto necesitábamos ponerlo todo así que vinimos todos.

 

Nota anteriorPróxima nota