INFORMES

Yellow Submarine, el psicodelico viaje animado de Sgt Pepper’s

Casi una década antes de su explosión formal Los Beatles marcaron el inicio del movimiento psicodelico. El estilo musical innovador que empezó con Revolver se terminó de asentar algunos años después con la salida de Sgt. Pepper’s Lonely Hearth Club Band y se mantendría como estilo de la banda hasta su disolución.

En medio de esa vorágine colorida y bizarra nació Yellow Submarine, un film que a simple vista parece ser una película para promocionar un disco pero que terminaría transformándose en un pilar en la historia de la animación.

Esta no fue la primera experiencia de los “Fab Four” con el cine. Ellos venían de grabar Magical Mistery Tour en 1967, una película muy surreal que parecía salida de la imaginación de Dalí. Antes de eso habían hecho Help y A Hard Day Night, tres películas atacadas ferozmente  por la prensa.

El miedo a fracasar nuevamente en este mercado, además de la mala experiencia que habían tenido los músicos con los dibujos animados en la era de Help, hicieron que ellos se negaran en un principio a encarar este proyecto pero finalmente aceptarón reticentemente el contrato para esta película.

Que sea un film de Los Beatles no quiere decir que ellos tengan que actuar en el film, por lo que, al contrario de la creencia popular, sus voces fueron dobladas por Paul Angelis como Ringo, John Clive como John Lennon, Geoffrey Hughes como Paul McCartney y Peter Batten como George Harrison, aunque este último no apareció en los créditos.

La historia, si bien es simple, hace atravesar a “Los Cuatro de Liverpool” por situaciones bizarras para vencer a los Meanies, una raza de personas azules que odian a la música y la intentan hacer desaparecer de Pepperland.

El alcalde de ese país ficticio manda a Old Fred con el submarino amarillo a buscar ayuda. Fred encuentra a Ringo en medio de una lluviosa Londres y lo convence de acompañarlo en el viaje para salvar a la música junto a sus tres mejores amigos.

Para la época este film fue completamente disruptivo. Los dibujos animados usaban técnicas de animación más cerradas y con menos campo para generar esas imágenes coloridas y psicodélicas que marcarían el inicio de una nueva etapa en la historia del arte.

Nota anteriorPróxima nota