SEMANA BOWIE

David Bowie III: Los tres años que cambiaron su vida

La reina por Banksy / by KylaBorg

Los ’70 fueron la década más lucrativa de David Bowie. Luego de fracasar comercialmente tres veces el británico decidió alejarse de todo e irse a Estados Unidos. Esta visita le trajo muchas cosas positivas no solo en lo musical sino en lo personal y le sirvió como una revelación de que camino debía tomar para triunfar. Fue por eso que esta época del artista vino de la mano de tres de sus discos más populares, así como la aparición de varios personajes que marcaron su vida como Aladdin Sane y Ziggy Stardust. Un pequeño recorrido por una de las etapas más ricas de Bowie en todos los ámbitos

Luego de The Man Who Sold The World, David Bowie decidió dar un giro en su carrera que llegó en 1971 bajo el nombre de Hunky-Dory, no solo uno de los discos más influyentes de Bowie, sino uno de los discos más influyentes de la historia.

En la Inglaterra de fines de los ’70, la escena del rock todavía era la más importante y Bowie, parte de ese movimiento, decidió romper con todo y sacar un disco distinto que sirvió entre otros para lograr iniciar el movimiento del Glam.

El primer tema de este disco ya demuestra el cambio que se viene en la vida del músico con Changes, uno de los clásicos del británico que realiza un tema movido y distinto a lo que venía haciendo hasta el momento. Seguido de Oh! You Preety Things, Eight Lines Poem y Life On Mars, tema que fue una forma que encontró el Bowie de vengarse del músico francés Claude Fraçois, quien le había encargado versionar su tema Comme d’habitude al inglés para luego cancelar la petición y dársela a Frank Sinatra, el cual la termino sacando como el clásico hit My Way.

Además del cambio en el estilo de la música que vino con Hunky Dory, este álbum trajo a la vida de Bowie un cambio radical en su imagen. Marcado por su visita a los Estados Unidos, Bowie, conoció La Factoría, un espacio abierto por el artista plástico Andy Warhol. Warhol le daba un gran apoyo económico y artístico a un gran numero de artistas de la incipiente escena newyorquina y similares. Desde el pintor Basquiat hasta la famosa banda europea La Velvet Underground formaron parte de ese colectivo de artistas que marcó el camino de más de una generación. Bowie al ver esto cambió su actitud y trajo un estilo mucho más liberal, de una gran sobrecarga sexual que empezaría a notarse en Hunky-Dory pero que quedaría finalmente plasmado en su quinto álbum de estudio y su personaje más importante: Ziggy Stardust and the Spiders of Mars.

A lo largo de su vida David Bowie se vistió en la piel de varios personajes. Desde Aladdin Sane hasta El Duque Blanco pasaron por el eterno músico inglés que, con el paso del tiempo, se consagraría como una de las principales figuras del rock. No obstante, la preferida del público y una de las más conocidas a nivel mundial debe ser Ziggy Stardust.

De pelo rojo, piel blanca y labios carmesí Ziggy Stardust era un alienígena de otro planeta que había llegado a la tierra a promover el amor. Ropajes chillones que se deshacían en medio de un concierto, una sobrecarga de sexualidad y un estilo muy energético marcaron a este personaje que, irónicamente, termino de catapultar a Bowie hasta las estrellas.

ph Michael Putland/Getty
ph Michael Putland/Getty

El personaje estaba basado en el músico de rock Vince Taylor quien después de un quiebre emocional y una sobredosis de droga llegó a la conclusión que era un extraterrestre de otro planeta que venía a la tierra para transformarse en dios.

Si Hunky-Dory significaba alejarse del rock lo más posible, Ziggy Stardust And The Spiders of Mars significó una vuelta a ese estilo musical más marcada que nunca. Desde el estilo blusero de Moonage Dreams hasta lo más clásico con Ziggy Stardust marcaron el camino al músico inglés que se transformó en esa época como uno de las principales figuras de la escena.

El final del disco se lo lleva Rock n’ Roll Suicide, un tema que empieza tranquilo pero que poco a poco se va transformando en una pieza enorme y movida, el final de Ziggy Stardust, no solo como álbum sino como personaje.

Durante 1973 me di cuenta que no quería quedarme atrapado en el personaje de Ziggy Stardust toda mi vida y por eso decidí cambiarlo por una versión más pálida de sí mismo” comentó en la Rolling Stone el inglés. El músico recibió ese año matando a Ziggy. Ahí fue cuando creó a Alddin Sane, idéntico en todos los sentidos al anterior pero diferenciado solamente por el famoso rayo azul y rojo que le atraviesa la cara.

Los temas del disco fueron escritos, en su mayoría, durante un tour que el británico dio en EEUU durante el ’72. Esta diferencia cultural se puede apreciar en el disco que tiene una estética mucho más americana que los anteriores.

De vertiente más blusera y con algunos temas que se asemejaban a el rock que estaba de moda en América, este disco recorre varios puntos de los Estados Unidos con Panic in Detroit, Cracked Actor y The Jean Genie para finalmente volver a Londres con Lady Grinning Soul, una canción que es completamente diferente a sus compañeras de disco y que cierra un trabajo polémico en la vida del artista.

Bowie decidió despedir 1973 con un disco de covers llamado Pin Ups. Con versiones de temas de The Yardbirds, The Who y Pink Floyd entre otros. Este disco había sido pensado como la primera parte de un trabajo que tenía la intención de ser todo lo opuesto a los discos que había hecho el músico hasta el momento. La primera parte, Pin Ups, iba a contener canciones de músicos ingleses que no eran populares en América con el objetivo de poder difundirlas en ese país. La secuela, Bowie-ing Out, iba a ser todos temas de músicos americanos que le gustaban al músico.

Sin embargo, este trabajo no pudo ser por muchas razones siendo la principal la aparición de Diamond Dogs y la apertura de una nueva etapa en la vida del artista con El Duque Blanco.

 

Nota anteriorPróxima nota