NOTA

Hoy cumpliría 73 años Jim Morrison, el Jinete de la Tormenta

Innovador, subversivo y adelantado a su época, Jim Morrison fue uno de los mayores personajes del rock en la década de los ’70. Nacido el 8 de diciembre de 1943, fue el hijo de una ama de casa y oficial de la marina estadounidense. Debido a la ascendencia  militar de su padre pasó su infancia viajando por diversas bases a lo largo de y ancho de EEUU, poco a poco se fue acostumbrando a esa vida de desapego que más tarde se convertiría en su estandarte.

Morrison, que desde joven era poeta, cantor y un lector muy ávido, le mostraba sus poemas a Ray Manzarek, un amigo pianista suyo con el que cursaban en la Universidad de California. Manzarek sería su aliado para formar The Doors, banda que junto a Robby Krieger y John Densmore formaría un estandarte para el movimiento hippie que encontró su auge en la década de los ’60.

El estilo musical del grupo estaba influenciado por las corrientes artísticas de la época. Sintetizadores, guitarras con eternos riffs y letras crípticas que hacían alusión a frenar la guerra fueron parte de la banda psicodélica. El constante uso de drogas, como el LSD o el peyote, a la hora de componer las canciones también sumaban a la imagen negativa de la banda en los Estados Unidos de América, en medio de la guerra de vietnam y con el enemigo soviético todavía sobre sus cabezas.

Hombre de muchas mujeres pero amante de una sola, Morrison atravesó su corta vida acompañado por su novia Pamela Courson. Compañera de aventuras y ciega al momento de las infidelidades de Jim, ella fue uno de los principales pilares en la vida del cantante de The Doors.

El principio del fin para la vida del músico empezó en 1971. Cansado de problemas con la ley Morrison decide mudarse a París con su novia. Dedicado solo a la poesía que escribía el Rey Lagarto, otro de sus tantos apodos, continuó su vida de excesos. Abusó de alcohol y drogas que le proporcionaron la muerte el 3 de julio de ese mismo año. Según Courson, el músico murió de una sobredosis de heroína al esnifar una gran cantidad de lo que el pensaba que era cocaína. 

Fue así como Jim Morrison consiguió entrar en el infame Club de los 27. Hoy un ícono mundial de la música que tendría 73 años.

Nota anteriorPróxima nota