INFORMES

30 años de “Signos” de Soda Stereo

Para muchos es considerado el mejor disco de rock nacional de la década del ochenta, para otros un álbum que simplemente no puede faltar en la biblioteca personal y para Soda Stereo el motor de arranque que los disparó a la fama continental en Latinoamérica. Signos, editado en 1986, fue el tercer disco de estudio la banda conformada por Gustavo Cerati, Zeta Bosio y Charly Alberti.

En el 86, el trío había viajado a Inglaterra luego de la gira de su álbum anterior, Nada Personal, para conocer música y nutrirse de nuevas inspiraciones. Es aquí donde se interiorizan en la movida new wave y post punk del momento, con bandas como Echo and the Bunnymen y Simple Minds, y presencian grandes festivales como Glastonbury. En la vuelta a la Argentina, empiezan a componer la música de lo que sería su próximo disco, Signos, pero las letras de las canciones eran punto de discusión en la banda. Cerati había terminado su relación con Noëlle Balfour y estaba destrozado, sumado en un estado de angustia y soledad que trataba de llenar con mujeres y excesos.

Las letras seguían sin aparecer. Sólo tenían la de “Persiana Americana”, que había sido compuesta por el ganador de un concurso del suplemento SI de Clarín, Jorge Antonio Daffunchio. Una noche sin poder dormir Gustavo compuso todas las letras de un tirón: “Compuse todas las letras de Signos en una noche. Estaba viviendo solo y me sentía muy mal, muy solo. Fue en Azcuénaga y Juncal, me había separado de Noëlle y esa noche estaba solísimo. Era invierno del 86. Estaba mal, salía con una mujer todos los días; pero nunca salían, siempre entraban. Yo tenía una negrura terrible. Las que se iban, se iban muy mal de mi“, cuenta el cantante en el libro Corazones en Llamas de Cynthia Julia Lejbowicz y Laura Ramos.

Otra de las canciones en las que Gustavo recibió ayuda para componer la letra fue En Camino. Esta canción fue co-escrita con Isabel de Sebastián, ex Metrópoli. La cantante cuenta en una entrevista con Teleshow como fue que la escribió: “Me llama Gustavo y me dice: ‘Mirá, me está costando una letra. Estamos en pleno proceso del disco y pensamos en vos para nos ayudes. ¿Podés pasar?‘”, cuenta que a la noche fue a su casa y estaba Gustavo armando las letras: “Recuerdo que tenía distintas palabras tiradas en el piso y hacía un collage con eso. Me dio la música, me acuerdo que me llevé el cassette y me puse a trabajar en casa. En una par de días se la llevé y le encantó“.

En cuanto a la ficha técnica, el disco fue publicado el 10 de noviembre de 1986. Fue grabado en octubre del 86’ en los estudios PANDA y MOEBIO de Buenos Aires. Cuenta con la participación de Fabián Von Quintiero en piano y teclados, Celsa Mel Gowland en coros, Richard Coleman en guitarra y la sección vientos: Diego Urcola en trompeta, Pablo Rodríguez en saxo alto, Sebastian Schon en saxo tenor y Marcelo Ferreira en trombón. Lanzado por Sony Music y producido por los propios Soda Stereo.

El disco arranca con “Sin Sobresaltos”, una composición melódicamente alegre con un gran trabajo de vientos. Continúa “El  Rito”, donde destacan los coros de Celsa Mel Gowland al unísono con la voz de Gustavo. Sigue quizás una de las piezas mas rockeras del disco, “Prófugos”, un tema que rápidamente se convirtió en himno. Después continúa con la meláncólica “No Existes”. El quinto tema es el clásico “Persiana Americana”. Sexto se ubica la co escritura con Isabel de Sebastián, “En Camino”. En séptimo lugar se encuentra el homónimo, “Signos”, una balada desgarradora. Cierra el disco “Final Caja Negra”, en donde Cerati plasma en el papel que es lo que se siente cuando una relación está al borde de la ruptura pero aún queda una chispa de esperanza.

Del disco se desprendieron los sencillos “Signos“, “Persiana Americana“, “Prófugos“, “El rito” y “No existes”. Además quedó afuera “Corazón Delator”, que fue agregada en el disco Doble vida.

En un principio se iba a llamar Final caja negra y se iba a vender dentro de un estuche negro. Era una idea de Cerati que no se llevó a cabo. Por otra parte, fue el primer disco de Rock Argentino en ser editado en formato Compact Disc —CD—.

A raíz del disco, la banda emprendió la Gira Signos, que deslumbró todos los escenarios de Latinoamérica. La gira arrancó el 6 de noviembre de 1986 y culminó el 27 de enero de 1988. Fueron 105 espectáculos divididos en 4 etapas. La banda tocó en —además de Argentina—Perú, Bolivia, Ecuador, Paraguay, Chile, Colombia, Venezuela, Costa Rica y México. En este último país, realizaron 22 conciertos en 17 ciudades distintas frente a casi 350.000 personas.

Nota anteriorPróxima nota