ENTREVISTAS

Santi Cafiero: “Soy un militante del amor”

Cada vez su nombre suena más fuerte. Se abre paso en las redes sociales subiendo videos en Instagram, compartiendo covers o creaciones propias. Santi Cafiero gana por su talento y carisma. A los 26 años, y con la idea fija de ser músico, sale con su guitarra al mundo a pelear por su arte.

La primera parada de sus proyectos será el próximo viernes en Kirie Music Club (Bolivar 813, CABA). Un show en formato acústico que será el cierre temporal de su incipiente carrera solista. Entre medio de ensayos y nervios Santi nos cuenta un poco más sobre él y su pasión: la música.

¿Una banda? The Beatles

¿Un artista nacional? Charly Garcia

¿Una ciudad Buenos Aires

¿Un escenario? Luna Park

¿Un libro? El libro del fantasma (Alejandro Dolina)

¿Una película? 500 días con Summer

¿Cuándo empezaste con la música? ¿Cómo fue?

El primer contacto que tuve con la música fue a los tres años. Mi viejo tocaba, tenía micrófonos y guitarras, y yo jodía, se las robaba y me ponía al lado suyo mientras él practicaba su  hobbie. Obvio que las guitarras eran el doble de mi estatura, pero además jugaba a cantar con micrófonos de juguete que él me armaba.

A los ocho años me regalaron mi primera guitarra española, todavía la tengo y es la que uso para componer. También fue un juego, iba poniendo dedos en las cuerdas y los trastes para entender como se tocaba. ¡No me llegaban los dedos a cubrir un RE o un DO! Me acuerdo que mi vieja me enseñaba a tocar Zamba de mi esperanza, un tema básico con tres tonos y no llegaba con los dedos pero a mí me encantaba. Era un desafío decir “Voy a practicar hasta que llegue”. Entonces empecé a practicar todos los días, agarré la guitarra y la toqué hasta que me salió.

En ese entonces no había internet, yo iba al puesto de diarios a comprar esos libros que te enseñaban los acordes y así fui practicando. Arrancó como un juego y me di cuenta que tenía ganas de adentrarme en el ambiente de la música para divertirme. No tenía la idea de ser músico de pendejo, pero de adolescente sí, me volví enfermo de la música.

¿Compones? ¿Qué te inspira? 

Todo el tiempo estoy en continuo proceso de composición, ya sea de letras o de melodías. Estoy en constante contacto con la literatura. Leo mucho. Leo desde política hasta novelas románticas o dramáticas, pero no hay nada que me inspire más que mis vivencias. Soy de observar a la gente, a ver que pasa a mí alrededor. Si hay alguien discutiendo en la calle saco inspiración para componer de ahí.

La hora épica para componer es a las cuatro de la mañana, es algo genial. Soy militante del amor. El mensaje que quiero dar es que la mejor solución a todo es el amor reflejado en distintos puntos de vista. Creo que mi responsabilidad es ver poesía donde el resto de la gente ve palabras sueltas. Soy muy melodramático con mis experiencias.   Por ahí escribo en una letra algo que es darky por que  justo salió del tintero, pero no es que tengo una base de inspiración. Para mí las musas no existen.

¿Qué bandas o artistas te influencian?

Tengo millones. Me declaro un fanático extremo de los Beatles. Me fui a Europa de vacaciones y sumé Liverpool en el cronograma. Son lo mejor que le pasó al mundo y no va a haber otros como ellos. También me gusta mucho Vampire Weekend  y Queen, pero los Beatles son el ejemplo de que no se necesitan hacer canciones con catorce mil acordes raros. Tenían letras simples y tonos simples, pero no te das cuenta que cuatro canciones son iguales por que suenan distintas. Muchas bandas de acá tienen temas iguales con los mismos tonos pero suenan diferente, ya sea por los arreglos o la melodía de la voz. Escucho un montón de música nacional, desde cumbia hasta electrónica.

¿Tenés planes de armar una banda? ¿Qué estilo?

Estamos formándola, tenemos los mismos gustos musicales. Estamos buscando un baterista, es lo único que nos falta. Ya estamos componiendo temas. No te digo que es una banda de rock porque seguramente si nos escuchan quizás nos cataloguen como una banda de rock nacional, pero no es eso, es otro estilo diferente. Este show acústico es mi manotazo de ahogado antes de empezar con el grupo.

En medio de la semana, cosita linda.

Un vídeo publicado por Santi Cafiero (@sanntcafiero) el


¿Cómo surgió?

Fue algo gracioso. Yo tenía una banda con cuatro amigos míos de la infancia que se bajaron del proyecto y querían hacer una banda instrumental de hobbie. En esa caída me encontré con el guitarrista Osvaldo Grumberg, que tenía ganas de formar un grupo, le conté la idea que tenía y le copó. Tiempo después conocí a Gonza Figueras, que toca guitarra en Manijas. Después se sumó Juani Montes en el bajo. Como siempre digo, ellos ponen el talento y yo el carisma (se ríe).

Un futuro cercano es encontrar un baterista. Tenemos a tres o cuatro vistos, pero hay que ir puliéndolo. Lo único que tenemos en la cabeza es sentarnos a componer, armar los temas, armar la sala, pensar el nombre del y cuando esté eso, supongo que en un par de meses, empezar a tocar debajo de bandas amigas. Por ahora poca exposición, queremos salir con todo armado y que digan “¿Quiénes son estos pibes?” y decirles “¡Tomá!”.

¿Qué estás preparando para el show? ¿Vas a estar solo?

Estamos preparando 22 temas. Me acompañan Gonzalo y Osvaldo. Van a ser reversiones de temas de rock nacional que nos gustan a los tres. Estoy muy ansioso, con muchas ganas de ir y mostrar estos covers. Quizás también presentemos una canción nuestra, propia de la banda. Estamos ensayando un montón para que salga lo mejor. También es una prueba para ver como recibe la gente la química entre los tres.

Nota anteriorPróxima nota